Electroestimulacion: ¿Cuantas sesiones necesito?

Para determinar cuántas sesiones necesito. Primero se debe determinar qué propósito o necesidades posee el paciente o usuario. De allí partirá la idea central de un cronograma de sesiones. Esto parte de la existencia de sesiones por gustos o deseos personales. Por otro lado, cada cuerpo evoluciona de distinta manera. Es por ello que es posible que unos ameriten más sesiones que otros. La electroestimulación es un proceso que ha ido evolucionando con el pasar de los años. Mediante la constante evolución antes mencionada. Los beneficios que estos ofrecen siguen en constante desarrollo. Desde el método tens que es un proceso destinado a aliviar el dolor, hasta la electroestimulación muscular, que puede tratar desde lesiones musculares. Hasta el fortalecimiento y tonificación muscular. Así que establecer un orden predeterminado partirá de las necesidades que presente el usuario al momento de iniciar dentro del mundo de la electroestimulación.

Por lo general, se establecen al menos 3 sesiones de 25 minutos cuando este presenta lesiones, o se encuentra en proceso de rehabilitación. Estas mismas son aplicadas durante el día. Y así como este procedimiento pueden haber distintas variaciones. En el caso de fortalecimiento. Recomiendan sesiones de 30 minutos diarias. Esto si se trabaja de una manera intensa. Y además se le añade el uso de trajes electroestimuladores. Que trabajan las áreas más difíciles de fortalecer y tonificar. Muchos fisioterapeutas han experimentado este procedimiento acompañándolo con ejercicios voluntarios y de baja intensidad. Esto para entorpecer los músculos mediante sesiones estáticas. Y provocar que las contracciones musculares sean más fuertes y voluntarias. Por otra parte se puede establecer que no existiría un daño colateral al momento de variar de acuerdo a la aplicación de las sesiones. Así que establecer un parámetro fijo de cuantas sesiones necesitas, queda en la evolución que vayas obteniendo de acuerdo al proceso.

Cuántas sesiones necesito en realidad

Los número de sesiones partirá de acuerdo a la duración de las misma. Si te aplicas sesiones de gran duración. La repetición de la misma es más prolongada. Para así no sobrecargar el músculo en el cual se está trabajando. De igual manera, el procedimiento puede continuar en ejecución siempre y cuando no se presenten molestia o complicaciones. En el caso del tens con al menos diez sesiones se puede controlar el dolor. Siempre recordando que el proceso equivalente a aliviar el dolor se mantiene, mientras las sesiones permanecen activas. En cambio en tratamientos de electroestimulación muscular si  se recibe beneficios mediante cada lesión, esto procede debido a que este interactúa directamente con las funciones motoras del músculo. Provocando así resultados progresivos. Es por esta clase de características donde el establecer una cantidad fijas de sesiones para obtener resultados se agudiza.

Siempre al iniciar en un nuevo proceso, se desea saber cuánto tiempo les tomará alcanzar resultados. Y es allí donde la mayoría comete errores. Y busca acelerar los procedimiento sin saber que todo lo determinara su cuerpo. Es recomendable acompañar las sesiones con una buena alimentación que garantice la efectividad del proceso.

Las sesiones pueden durar:

  • De 10 a 15 minutos, son sesiones poco prolongadas. Por lo tanto son más repetitivas durante el día.
  • De 20 minutos, son el tiempo promedio que las sesiones suelen durar.
  • De 20 minutos hasta las 2 horas son sesiones excesivas y suelen ejecutarse mediante circunstancias especiales.

En tratamientos personalizados, como lo es en su gran mayoría. Las sesiones son características a las necesidades que posee el usuario o paciente a tratar. En ocasiones puede ser necesaria una sesión, como también pueden ser necesarias varias sesiones. Los protocolos se rompen al tratarse de deseos personales. añadiendo que predecir cuántas sesiones necesito es difícil.

Resultados efectivos

Los resultados irán fluyendo mediante el proceso evolutivo de las sesiones. Por eso definir cuántas sesiones necesito, se vuelve tan complicado definir. Un proceso que es evolutivo y contendiente de la mano del paciente. La cantidad de sesiones viene siendo determinada como un resultado final y no un resultado inicial. Porque para saber cuántas sesiones necesito, debe estudiarse primero bajo que termino o circunstancia se estará llevando a cabo las sesiones de electroestimulación. En respecto a los resultados positivos un bajo margen, representa, resultados negativos dentro de la electroestimulación, es por ello que las personas tienden a enfocarse en cuanta tarda el proceso evolutivo y cuantas sesiones necesito. Siendo esta la incógnita más difícil de responder por los especialistas dentro del área, muchas lesiones pueden determinarse y recomendarse una cantidad de sesiones para ver cómo evoluciona la zona. Y esto es lo complejo del proceso evolutivo de la electroestimulación.

Más allá, de recalcar y dejar a la deriva lo extenso que puede ser el proceso para determinar cuántas sesiones necesito. Cabe destacar que el los procesos de recuperación es menos complejo determinar la incógnita que más se realizan los pacientes al momento de comenzar en el mundo de la electroestimulación. Esto debido a que en los procesos medicinales o de recuperación muscular, se tiene un seguimiento de caso anteriores que pueden determinar un aproximado matemático de cuantas sesiones necesito para obtener resultados a través de la electroestimulación. Es por esto, que al tratarse de lesiones. Pueden existir tratamiento donde se establezcan un número de sesiones donde se puedan obtener los resultados que se desean.

Queda claro que la cantidad de resultados dependerá de tu evolución corporal y la dedicación que le dediques a dicho proceso. Más allá de los factores que se tomen en cuenta como sesiones extensas y repetitivas.

En mundo electroestimulación

Hemos fijado una serie de anécdotas por personas que experimentaron los servicios de la electroestimulación muscular y el proceso del tens. Y los datos que dicha investigación arrojó es que los resultados tienden a ser rápidos. Y que la cantidad de sesiones la manejan por tiempo y no por repeticiones. Es por ellos que se determinan que las sesiones recomendadas más allá de fijar una cantidad. Se fija la calidad de las mismas. Y entre los análisis se dio a conocer que la mayoría coincide con sesiones que oscilan entre los 25 y 30 minutos. Existen otros tipos de sesiones donde la frecuencia disminuye y la duración de esta se extiende hasta la hora de trabajo constante.

 

¡Dime lo que piensas!